Horario de Atención

Lun-Vie: 9:30 a 19:00 hrs.
Sábado de 09:00 a 14:00 hrs.

Llámanos o Escríbenos

+56 9 9993 5071

Tercer molar

Las muelas del juicio (Terceros Molares) son los últimos órganos dentarios en erupcionar y, por lo tanto, los mayores en frecuencia de retención. Se llaman muelas del juicio, ya que, a la edad en que aparecen se supone que la persona tiene un juicio más desarrollado y completo. Existen cuatro muelas cordales, una por cada cuadrante bucal y se sitúan en la última posición de la línea de la dentadura, al fondo de la boca. Las muelas del juicio suelen afectar a otros dientes al desarrollarse, empujándolos o saliendo «torcidas». Cuando esto ocurre, las muelas del juicio se suelen extraer.

Como las muelas del juicio son los últimos órganos dentarios en erupcionar, con frecuencia, la boca no tiene suficiente espacio libre para acomodarlos. Cuando eso ocurre, los dientes quedan retenidos (atrapados por otros dientes o por el mismo hueso, debajo del tejido gingival). Si los dientes quedan retenidos, se produce dolor e hinchazón en la zona.

Conoce más...

Las muelas del juicio que emergen parcialmente o erupcionan giradas, también pueden provocar un apiñamiento doloroso y enfermedad. Como los dientes extraídos antes de los 20 años tienen raíces menos desarrolladas y escasas complicaciones, las personas de entre 16 y 19 años deben acudir  con un profesional para que evalúe la necesidad de extraer sus muelas del juicio.

¿A qué edad erupcionan las muelas del juicio?

  • Estos órganos dentarios tienen un periodo de erupción que va de los 16 a los 18 años.
  • Si en esta etapa no erupcionan se les considera RETENIDOS.
¿Cuál es la función de las muelas del juicio?
Se dice que estos dientes en la actualidad son rudimentarios, pero en la etapa primitiva del humano estos dientes tenían la función de triturar carne cruda.
¿Todos los pacientes tienen muelas de juicio?
Existen tres posibilidades:
  1. Por razones genéticas el tercer molar no se forme, por lo tanto, nunca erupcionará. Esto puede suceder con cualquiera de los cuatro gérmenes (así se llama a los dientes y muelas cuando están dentro del hueso antes de salir) y es la menos frecuente de las tres posibilidades.
  2. Es que erupcione y participe en la masticación en forma normal.
  3. Es que queden atrapadas en el hueso maxilar o en la mandíbula en forma parcial o total provocando una serie de problemas los cuales deberán ser atendidos profesionalmente.

¿Debemos quitarnos las muelas del juicio?

Al ser órganos dentarios sin función y al estar retenidos son capaces de generar numerosas complicaciones:

  • Tumorales

  • Caries

  • Enfermedad Periodontal

  • Mal posición dental

  • Fines de ortodoncia

  • Factor de riesgo en fracturas.

Procedimiento : Su dentista o el cirujano bucal especialista, le recomendará una anestesia general o una anestesia local para adormecer sólo la zona durante el procedimiento quirúrgico.

  1. Este se iniciará con la elaboración de un pequeño cuestionario.
  2. Se colocará al paciente en el sillón dental, donde conversará con el cirujano acerca del procedimiento.
  3. Se procederá a iniciar.
  4. El procedimiento tiene una duración aproximada de 10 a 15 minutos, dependiendo del número de terceros molares a retirar.
  5. Se realiza bajo anestesia local, la cual es indolora, debido a la utilización de las últimas técnicas en anestesia.
  6. El paciente experimentará sensaciones que no lo incomodarán en ningún momento.
  7. El cirujano estará en comunicación con el paciente en todo momento.

Después de la extracción de la muela (o muelas del juicio), su cirujano le solicitará que muerda una gasa durante 30 o 45 minutos para detener el sangrado. Puede haber cierto dolor e inflamación que desaparecerán después de unos días. Usted debe llamar a su dentista si tiene dolor agudo o prolongado, inflamación, sangrado o fiebre después de la extracción.

Recomendaciones Postoperatorias
Después de la cirugía se pueden tomar las siguientes medidas:

  • Colocación de hielo local.
  • Dieta especial.
  • Colocación de compresas húmedo-tibias.
  • Higiene oral.
  • Evitar consumo de cigarro o alcohol.
  • Medicamentos con horario.